"Recomendaría con toda seguridad el tratamiento con implantes a cualquier amigo o familiar que se plantease esa opción, porque realmente me ha facilitado mucho la vida. Es un procedimiento sencillo con resultados definitivos: una vez realizado ya no hay que preocuparse más."

Carly, 25